lunes, 10 de diciembre de 2007

VALUACION DE BONOS Y ACCIONES

VALUACION DE BONOS Y ACCIONES

Bonos

Bonos son instrumentos de deuda a largo o títulos negociables, que representan porciones de crédito u obligaciones para las empresas que precisan importantes cantidades de dinero para la financiación de proyectos de inversión que requieren grandes desembolsos.

Los bonos u obligaciones son activos financieros que se caracterizan por tener un flujo futuro de amortización (capital) y renta (interés) conocido al momento de adquirir el activo, dado que en las condiciones de emisión se encuentra el mismo.

Estos se clasifican en cuatro tipos principales: bonos de tesorería que son emitidos por el gobierno, bonos corporativos que están expuestos a riesgo de incumplimiento y son emitidos por las empresas, bonos municipales, emitidos por el gobierno estatal y municipal, y los bonos extranjeros emitidos por gobierno o compañías en el extranjero

Características y tipos de instrumentos de los bonos

Resulta importante mencionar algunas características distintivas que los bonos u obligaciones tienen con respecto a los préstamos tradicionales:

Comúnmente, tienen plazos largos de vencimiento.
Las condiciones del préstamo las impone el deudor, donde se obliga a pagar periódicamente un interés a cierta tasa cupón (tasa anual expresada de un bono) enunciada en el título y a rescatarlo en la fecha designada.
Los títulos se negocian en los mercados de capitales.
Cada obligación tiene un valor nominal, conocido como valor a la par, es decir que el bono puede ser cotizado con un precio igual o diferente a su valor nominal.

Valuación de los bonos

Valuar un bono, se refiere a calcular un valor intrínseco, es decir, el valor que el bono debería tener cuando descontamos su flujo de fondos con una tasa de interés que representa el rendimiento que puede obtener con un activo de riesgo similar.

El precio de un bono al igual que el de cualquier instrumento se define como el valor actual o valor presente de los futuros flujos de fondos esperados de dicho instrumento descontados a una determinada tasa de rendimiento. Por lo tanto para valuar el precio de un bono se requiere dos elementos:
-Estimar el flujo de fondos esperados, que en el caso de los bonos, es el flujo de intereses y la devolución del capital.
-Determinar la tasa de descuento apropiada que en el caso de los bonos resulta ser tasa de rendimiento exigida por los compradores del bono (inversionista).

Rendimiento de los bonos

Cuando un inversor decide invertir en un instrumento de deuda, así como en cualquier instrumento de riesgo, desea saber cual va a ser el rendimiento esperado de dicho activo.

Los bonos ofrecen dos tipos de ganancias; los intereses y las ganancias a capital, éstas últimas dependen de que el bono pueda venderse por un precio más alto que el pagado en el momento de su adquisición, como se dijo anteriormente los precios de los bonos también puede bajar, originado pérdidas de capital.

Existen otras medidas de rendimiento que son utilizadas por los inversores y por operadores de mercado y los describiremos a continuación.

Rendimiento al vencimiento

Es la tasa de rendimiento que se obtiene de un bono si se conserva hasta su vencimiento. Es una de las medidas más conocidas del rendimiento de una inversión en bonos, conocida como la TIR que en el caso de los bonos es conocida como la medida de rendimiento al vencimiento, que vendría a ser la Kd.

Es de destacar que el cálculo de la TIR recae sobre 3 supuestos fundamentales:
1) El bono se mantiene hasta el vencimiento.
2) Que se cobran todos los cupones del bono.
3) Que todos los cupones son reinvertidos a la misma tasa .

Donde una de las formas de calcular la TIR es por medio del método de prueba y error. Como se vio al principio de la asignatura en el cálculo de la TIR, es aquella tasa que iguala el flujo de un bono con su valor inicial o precio.


Rendimiento al momento de rescate

Como su nombre lo indica, es la tasa de rendimiento que se obtiene de un bono si se retira antes de la fecha de vencimiento.

Los inversionistas tienden a recatar el bono cuando las tasas actuales estén muy por debajo de la tasa de cupón de las acciones en circulación. Y efectúan el rescate estimando la tasa esperada como rendimiento al momento del rescate o de la recompra y no como rendimiento al vencimiento.

Acciones

Invertir en acciones es parte de un concepto más amplio. Las acciones constituyen un conjunto de títulos que se encargan de representar parte del capital correspondiente a determinada empresa. Estos títulos son presentados a los inversionistas a través de la Bolsa de Valores. La tenencia de las acciones otorga a sus compradores los derechos a participar de los beneficios de la empresa ya que cada comprador, es un socio más.
Podemos decir entonces que el rendimiento para el inversionista se presenta de dos formas:
-Dividendos que genera la empresa.
- Ganancias de capital, que es el diferencial entre el precio al que se compró y el precio al que se vendió la acción.

Valuación de acciones comunes

Las acciones comunes ofrecen una corriente esperada de flujos de efectivo futuros y su valor se obtiene igual que el de otros activos financieros: valor presente de la corriente esperada.
Los flujos futuros constan de dos elementos:

(1) Los dividendos previstos cada año
(2) El precio que los inversionistas esperan recibir al vender la acción. El precio final incluye el rendimiento de la inversión original más su ganancia de capital esperada.

Los accionistas comunes esperan ser recompensados con dividendos en efectivo periódicos y con el incremento del valor de las acciones.

Modelo básico de valuación de acciones comunes

El valor de una acción común de un conjunto de acciones comunes es igual al valor de todos los beneficios futuros (dividendos) que espere que se proporcione en un periodo indefinido.

Aunque el accionista obtiene ganancias de capital por medio de la venta de las acciones a un precio por encima del que pagó originalmente lo que en realidad vendió es el derecho de recibir dividendos futuros.

Modelo valuación de acciones comunes con crecimiento constante

Es un procedimiento para la valuación de dividendos, que supone éstos crecerán a una tasa constante(g) menor que el rendimiento requerido (Ks).
También es conocido como el modelo de Gordon.

1 comentario:

marixabell dijo...

Muchas felicidades una excelente publicacion